miércoles, 27 de abril de 2011

Quizá algo más que una mezcla

El vaivén infinito de un columpio, el paso de los años, el susurro del viento, sus secretos, la lluvia rozando el invierno, temores que saben bailar, palabras dejadas atrás, un pozo que se olvidaron cerrar, la risa de las anclas, una partida de ajedrez, estatuas de sal al otro lado de la carretera, arrecifes de sueños, corbatas de papel, cartones sin documentos, pulseras de acero... Un paso, y algo más

2 comentarios:

KoGoTAI dijo...

Muy bonito.

M.Flores dijo...

Escribes de una forma muy sutil los detalles que merecen la pena de la vida. Las cosas más pequeñas las mueve el viento y las escriben para los demás las almas sensibles. Saludos Maribel.