domingo, 30 de noviembre de 2008

El primer invierno


Amanece y hiela entre los restos del sueño de una mezcla pasada o quizá la de mañana… el calor de un escudo de algodón dos tallas más grande se evapora al despertar y desvela con la suerte la escarcha de un secreto congelado.

2 comentarios:

Celia dijo...

Muy acertada.Creo que todos estamos sufriendo la misma experiencia estos días.No sé cúanto de sueño tienes-si se pudiera medir...-y cúanto de frío hace en Pamplona. Aquí, ayer a tres grados...las palabras impronunciables creían en mi boca como estalactitas. Una sensación puntiaguda tan sólo moderada por el pensamiento de que ya está cerca la Navidad!habrá que bloquear el frió con varias capas de algodón...ánimo!

noelia gorbea dijo...

Lo mismo digo, abrígate y siente el frío en la nariz con un cucurucho de castañas calentándote las manos... Hay que aprovechar el invierno! Cuidate, vale?