martes, 31 de mayo de 2011

Caminos enlatados

Escribir con el alma, leer con el corazón... Contar historias, inventarse cuentos, soñar con personajes, idear una manera de perfilar las palabras que se cobijan entre las esquinas, escapar de las puertas cerradas con candado, olvidadas por el miedo, por la disyuntiva de una decisión compleja. Dibujar el horizonte con un pañuelo de papel. Colorear las franjas de una ciudad de alquiler... Creer.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ese candado está abierto

M.Flores dijo...

El jardín que yo quisiera recorrer, son tus acertadas palabras. Saludos, Maribel. Gracias por seguirme.

KoGoTAI dijo...

Sobre todo creer, me ha gustado.